¿CADA CUANTO PUEDO BAÑAR A MI MASCOTA?

Bueno, empezamos nuestro primer artículo del blog hablando sobre algo que tiene relación directa con nuestro servicio de auto-lavado.

Mucha gente piensa que los perros no necesitan ser bañados frecuentemente y que bañarlos a menudo puede estropear su piel, pero esto no es realmente cierto y os vamos a explicar porqué.

Para ello nos hemos basado en el artículo de Carmen Lorente, una de las dermatólogas de referencia a nivel internacional y responsable del Centro de Dermatología Adervet.

Tod@s nos hacemos la misma pregunta, ¿Con qué frecuencia puedo bañar a mi perro?

La frecuencia se debe adecuar en cada caso a las necesidades del animal y porque no, también a las necesidades de los propietarios, pero es imprescindible tener en cuenta ciertos aspectos:

1.- Hay que utilizar champús adaptados a la piel del animal que no la dañen, la hidraten y la nutran. Deben ser de buena calidad, adaptados al ph de la piel del perro, que aunque tengan un mayor precio tendrán mayor duración. Nuestros perros, aunque no lo creáis tienen una epidermis mucho más fina y sensible que la nuestra y todos sabéis cuanto pelo tienen, por lo que necesitan unos champús muy especiales. Y cuanto mayor sea la frecuencia del baño mejor tiene que ser el champú empleado.

2.- El baño debe realizarse siempre con agua templada, puesto que el agua fría no es beneficiosa para su salud y no tiene un efecto limpieza adecuado.

3.- Es muy importante aclarar muy bien el champú aplicado.

4.- Y lo más importante hay que secar bien el manto, eliminando la humedad con un toalla o bayeta absorbente. Aunque estemos en verano convienen secar bien la zona de la raiz del pelo para evitar que la humedad dañe la piel. Si usamos el secador debe ser con aire frío porque el aire caliente puede quemar su piel o inflamarla, además de resecarla. Los expulsores de aire como el que tenemos en nuestra zona de auto-lavado son muy prácticos puesto que permiten secar al animal muy rápidamente.

5.- El beneficio del baño siempre tiene que ser superior a su procedimiento. Si no podéis hacerlo en casa, podéis recurrir a zonas especificas para ello, como nuestra zona de auto-lavado o bien recurrir a profesionales.

En general los perros de ciudad se ensucian más que los de campo,y el cepillado frecuente puede ayudar a espaciar más los baños, es importante consultar cual es el cepillo que mejor le conviene a cada tipo de pelo, así que no dudéis en preguntarnos y os asesoraremos con mucho gusto.

En los perros que se estrésan habrá que trabajar el problema antes de plantear unos baños frecuentes, para ello contamos con asesoramiento de adiestradores especializados en estos problemas de conducta.

¿Cada cuanto soléis bañar a vuestras mascotas? ¿Sabéis si el champú es adecuado?

Esperamos vuestras respuestas para que entre tod@s podamos aprender.

¿Os ha resultado útil la información?

Acordaos que en la Clínica Veterinaria Portuvet os podemos ofrecer soluciones y asesoramiento a este y otros muchos aspectos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *